Una pregunta habitual a la hora de tomar creatina es: ¿Con qué se mezcla? ¿Se puede mezclar creatina con otros suplementos? ¿Debo tomarla con agua, con alimentos, o con jugos? ¿Y con otras proteínas? En el siguiente artículo voy a comentar algunas de las maneras de tomar creatina más comunes y productivas.

El agua es el recurso natural más abundante del planeta. Pero también es insípido. Si te tomas creatina con agua… bueno,  tendrás que aguantar con la terrible sabor en la boca.

Las investigaciones han demostrado que el zumo de uva contiene azúcares simples que producen insulina que se libera en el cuerpo. La producción de insulina es necesaria para ayudar al transporte de creatina en la fibras musculares. Sólo porque la creatina funciona bien con el zumo de uva, no asumas que va bien con todos los zumos. La creatina mezclada con zumos de cítricos, como el de naranja, puede quedar inservible porque se convertiría en creatinina que el cuerpo no puede utilizar.

Otra opción es tomar creatina con “Gatorade” o otras bebidas deportivas. Estas bebidas están cargadas con electrolitos y ayudan a reemplazar todo lo que el cuerpo pierde durante una intensa rutina. Si te estás planteando mezclar creatina con “Gatorade”, es recomendable hacerlo en el “Gatorade” en polvo. “Gatorade” en polvo tiene dextrosa que ayuda a reponer los electrolitos.

Lo que mezclas con tu creatina también influye en el sabor. Los suplementos pueden saber horrible dependiendo de los sabores y líquidos con los que los mezclas. Por ejemplo, no quieres mezclar la creatina sabor chocolate con zumo de uva. Y tampoco quieres mezclar creatina aromatizada cítrica con “Gatorade”. Si compras creatina aromatizada sería mejor mezclarla con agua para ayudar a retener el sabor.

En cuanto a mezclar creatina con proteínas, parece haber distintas opiniones. Algunos expertos están a favor, mientras otros se oponen. Aquellos que aprueban la mezcla afirman que la proteína ayuda con la absorción de creatina. Las personas que se oponen dicen que la creatina y la proteína utilizan el mismo transporte y que, por lo tanto, compiten entre sí una vez en el cuerpo. La mejor manera de averiguarlo es que lo intentes tu mismo. Empieza tomando creatina antes de tu rutina y proteínas después de terminarla.

Muchas personas prefieren y recomiendan formas diferentes sobre cómo tomar creatina. Los estudios demuestran que puedes obtener hasta una absorción de creatina del 60% en las células si lo mezclas con una base de azúcar como jugo de frutas. Un experto una ves me aconsejó que nunca tomara creatina con jugo de naranja, pues le quita los efectos positivos debido a la acidez. Si eres propenso a tener molestias de estómago te recomiendo tomarlo con con jugo de arándano para ayudar a aliviar el malestar.

Los “elevadores” de creatina, la teoría es que con el fin de maximizar los efectos de la creatina, es vital tomarla simplemente con hidratos de carbono. Esto fomentará una insulina spike que “eleva” los niveles de creatina en tus músculos. Los ingredientes básicos en un “elevador” son cretina y dextrosa.

¿Por qué debes usar un “elevador”?

Aunque puede ser más caro, realmente compensa.Los contenedores de 1 kg. pueden ser vendido por 25-40€.

¿Cuándo debo utilizar un “elevador”?

Debe ser utilizado en sus días de trabajo para impulsar la creatina y dextrosa en tus músculos, ya sea antes o durante el ejercicio. Sobre los días de no ejercicio sólo debería s tomar el suplemento de creatina habitual.

La síntesis endógena de la creatina en el hígado es buena para el funcionamiento correcto del cuerpo humano. En otras palabras, los vegetarianos no sufren deficiencia de creatina aunque las hortalizas no contienen creatina. Sin embargo, los estudios científicos demuestran que la adición de creatina en una dieta vegetariana realmente ayuda a mejorar el rendimiento físico. La síntesis química con aminoácidos derivados de las plantas es el método empleado para que la comida vegetariana obtenga creatina; en realidad es el único método que se conoce hasta la fecha.

Los científicos continúan investigando los beneficios de los suplementos de creatina en el tratamiento muscular, neurológico, y en las enfermedades neuromusculares.  Algunos estudios ya han revelado que la creatina es eficaz a la hora de alargar la vida de los ratones con la enfermedad neurodegenerativa esclerosis lateral amiotrófica; y puede causar ligeras mejoras en la potencia de las personas con ciertas enfermedades neuromusculares.

En el cuerpo humano, la creatincinasa se desglosa de la creatinina, antes de tomar la ruta de salida que elimina el ácido mediante los riñones. La creatina también actúa como un medio de diagnóstico para médicos y servicios de salud pues determinan el funcionamiento renal midiendo la creatinina en sangre.  Por ejemplo, la insuficiencia renal es indicada por niveles altos de creatinina.

Dejando de lado los casos de abuso de creatina, los estudios han demostrado que una adecuada suplementación de creatina en personas sanas -lo que aumenta la actividad de  las células miogénicas- es realmente seguro. Sin embargo, todavía hay un debate sobre la incidencia de los calambres musculares que pueden resultar ser un efecto secundario del uso de creatina. Además, la investigación científica también ha revelado que la suplementación de creatina aumenta la masa corporal, tanto la total como la libre de grasa.

Tras los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona, la creatina recibió gran atención de los medios de comunicación cuando se descubrió que varios de los atletas la habían utilizado como suplemento. Durante agosto del mismo año se informó de que el medalla de oro de los 100 metros, Linford Christie, había utilizado como suplemento dietético la creatina antes de los Juegos.

Todo este debate generado en 1992 alrededor de la creatina como suplemento, continúa en parte hoy en día.

La creatina, un ácido orgánico nitrogenado, es un componente natural del músculo esquelético que se encuentra en los vertebrados, incluidos los seres humanos. La creatina ayuda a suministrar energía a nuestras células musculares, y cuando se toma como suplemento dietético, aumenta la capacidad de trabajo corporal.

Como los suplementos de creatina son populares entre los atletas que quieren ganar masa muscular y mejorar su rendimiento, existe un debate actualmente en torno al uso de creatina. Aunque los órganos deportivos no han prohibido el suplemento aún, algunos países han impuesto una estricta prohibición sobre su uso.

La creatina fue identificada en 1832 por el científico francés y filósofo, Michel Eugene Chevreul, quien la llamó así por la palabra griega kreas (carne). Poco después, un científico alemán, Justus von Liebig, ayudó a promover un extracto de carne disponible comercialmente, sobre la idea de que proporcionaría al cuerpo fuerza extra. El ingrediente secreto en este enigmático extracto de carne fue, por supuesto, la creatina!

Este importante ácido se encuentra en nuestros tejidos musculares, que suministra tanta energía como necesiten nuestros músculos para su contracción. El ácido lo podemos obtener consumiendo carnes o pescados, de hecho, casi la mitad de la creatina almacenada en nuestros cuerpos proviene de alimentos.

El cuerpo humano sintetiza principalmente creatina en el hígado, usando partes de tres aminoácidos: arginina, glicina, y metionina. El noventa y cinco por ciento de este creatina es almacenada más tarde en nuestros músculos esqueléticos, mientras que el cerebro, el corazón, y los testículos llegar a mantener el cinco por ciento restante.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.